Esencia de Salud Finca España Esencia de Salud Finca España
Veganismo Jennifert Vegana

Jennifert, una vegana a dieta

El veganismo va más allá de adoptar una alimentación libre de productos de origen animal. Se trata más bien de una forma de vida en la que, además de no comer animales ni sus derivados, no se usa nada que tenga origen animal o que haya sido testado en ellos; así, un vegano no come carne ni huevos, ni usa productos que se testen en animales, y tampoco viste o calza cuero, lana ni seda.

Nuestra compañera de Laboratorio Finca España Jennifert ha decidido ser vegana, y en esta serie de artículos nos cuenta su experiencia, para la que ha contado con el asesoramiento y ayuda de nuestra nutricionista Aruma.

En esta primera entrega, Jennifert nos da su visión del veganismo; en próximas entradas nos irá contando cómo va su dieta vegana.

 

Soy vegana

Tengo sobrepeso y he empezado muchas dietas que no me han servido. Esta vez, debido a la dificultad añadida por la alimentación vegana que debo llevar, he decidido ponerme en manos de una especialista, una nutricionista, y también compartir mi experiencia.

Antes de empezar a hablar de la dieta, me gustaría contar cómo he llegado hasta aquí. Considero que existen tantos tipos de veganismo como veganos hay en el mundo y por eso esto no es una guía sobre veganismo, sino simplemente el relato de mi experiencia personal.

Mucha gente, cuando piensa en un vegano, visualiza una persona delgada que se pasa los días comiendo lechuga.

Siempre me han gustado los animales y he convivido con perros, gatos, gallinas, cerdos, etc. pero topé con el veganismo ya de adulta. Lo que me llevó a dar el paso fue ver dos vídeos de YouTube en los que se muestra lo que hay detrás de esas bandejitas perfectamente embaladas y etiquetadas que compramos en el supermercado.

Si quieres saber por qué casi todos los veganos lo somos, te recomiendo ver “Paredes de Cristal” (no apto para personas sensibles). Y para los que piensen que estas cosas pasan en otros países, pero en España somos demasiado majos para hacer esas barbaridades, busquen cualquier investigación de igualdad animal, con documentos grabados en granjas españolas.

Ser vegana en un sitio donde nadie lo es no es nada fácil. Afortunadamente parece que ahora es tendencia, pero ni aun así los veganos tenemos que dejar de lidiar con todo tipo de comentarios con sorna y, perdónenme la expresión, estupideces varias sobre nuestro modo de vida.

Por eso he sido un poco una “vegana en el armario”: no oculto mi condición de vegana, pero no me molesto en proclamarlo e ir contando a todo el mundo las bondades del veganismo, cosa que ya hice y no resultó gratificante, más bien todo lo contrario. Por tanto, hasta ahora me he limitado a ser fiel a mis principios y contestar con una sonrisa a casi todo lo que me dicen sobre el veganismo las personas que no son veganas.

Sin embargo, he aprendido entre otras muchas cosas a ser asertiva y a luchar por las causas que merecen la pena, y esto es lo que me ha llevado a escribir y publicar estos artículos, para dar mi punto de vista e intentar que los que no son veganos nos comprendan un poco.

 

Veganismo y protección del entorno

Aunque tengo muchas más razones, mi motivo principal para ser vegana es evitar el sufrimiento animal. No quiero ser cómplice del modo en que hoy en día se trata a los animales, sobre todo en la industria alimentaria, no quiero ver a los animales como meros objetos que están ahí para ser usados.

Para mí, ser vegano es ser profundamente ecologista y contaminar lo menos posible, reciclar, reutilizar, promover el consumo local, etc. En definitiva, cuidar el entorno en el que vivimos para que, humanos y demás animales, podamos disfrutarlo. Claro que no lo hago todo perfecto, pero intento dejar el menor impacto posible en mi entorno. ¿imposible? Puede que sí, pero al menos hay que intentarlo, es mi granito de arena.

Carmen Protectora Candela
Carmen, ahijada de Jennifert

La cara más amable y heroica del veganismo la ponen los santuarios de animales, pequeños oasis de paz y seguridad para los animales, sobre todo, los denominados animales de granja. Sitios como el Santuario Gaia en Cataluña, Wings of heart en Madrid, o el Santuario la Candela en Sevilla te acercan a las historias de sus habitantes y te muestran con imágenes que los animales tienen sentimientos y que disfrutan de sus vidas cuando les damos la oportunidad. Especialmente tierna me resulta la historia de Samuel, un ternero salido de la industria láctea. Hay cientos de historias similares, como la de mi ahijada Carmen: animales con personalidades y gustos sorprendentes con una cosa en común, el amor incondicional que te demuestran siempre que les das ocasión.

 

Satisfacciones de ser vegano

También hay cosas muy bonitas y gratificantes en el mundo vegano. Me siento bien cuando sé que no tiene que morir nadie para que yo me alimente. Y descubres todo un mundo de sentimientos; aprendes, por ejemplo, que una vaca nunca olvida una cara, o que las gallinas tienen amigas y enemigas entre sus compañeras de gallinero.

Si quieres leer al respecto hay un libro que recomiendo mucho, “Comer animales”, de Jonathan Safran Foer, en el que cuenta su experiencia personal con la comida y hay un punto de inflexión cuando se aproxima el nacimiento de su primer hijo y se decide a escribir este libro. Es un libro crudo, pero hermoso, hay que leerlo.

 

Tópicos del veganismo

Aunque el veganismo lleva poco tiempo en el conocimiento, digamos, público, ya existen muchos tópicos que los veganos tenemos que escuchar una y otra y otra vez. A mí no me molesta que me pregunten lo que quieran, lo que sí me molesta es que me juzguen aun sin saber nada de mis hábitos ni de mis razones. No es lo mismo decir “te vas a poner enferma por comer así” que “¿podrías enfermar por comer así?”; a la segunda pregunta contesto razonadamente siempre, a la primera contesto “sí” y doy el tema por zanjado.

Frases que NO debes decirle a un vegano:

  • Te va a dar anemia por no comer carne”. La podré haber oído miles de veces, pero esto no es necesariamente cierto. En mi caso, tengo anemia por déficit de hierro desde que tengo uso de razón y, cuando controlo lo que como, mejora mucho. No tiene nada que ver.
  • Es malo no comer proteínas animales”. Ya, como si tu cuerpo supiera de dónde vienen las proteínas. Pues no, gran error; nuestro cuerpo usa los aminoácidos provenientes de los alimentos y le da igual si, por ejemplo, el Triptófano antes formaba parte de una vaca o de un garbanzo.
  • Ayudar a los animales está bien, pero hay muchas personas que lo están pasando mal y necesitan ayuda”. Cierto, pero que ayude a los animales no significa que no ayude a las personas. Me importan, exactamente igual que los animales. Solo que las personas tienen voz y pueden pedir ayuda y la gente suele estar más concienciada para ayudar a un semejante. Yo he elegido poner voz a los sin voz y contribuir a esta causa. Se pueden hacer varias cosas a la vez y es lo que yo intento.
  • Si no comemos vacas o hacemos corridas de toros, se extinguirían”. Podría pasarme un buen rato explicando por qué esto no es cierto, pero mira, si se extingue, pues bueno, el caso es que no tengan una vida miserable de sufrimiento y mueran agonizando.
  • ¿Pero no puedes comer ni un poquito de vez en cuando?”. Poder se puede, pero se trata de que no se quiere.
  • No sabes lo que te pierdes”. Sí que lo sé, lo he comido muchas veces, sé lo que me pierdo y, sinceramente, no me importa. Si me importara, no sería vegana.
  • Pero, si eres vegano, tienes que suplementarte de por vida”. Ay amigo omnívoro, tú te suplementas sin saberlo, ya que la carne que comes, cuando era alguien y no un trozo en tu plato, comía pienso con la tan famosa B12 con la que yo me suplemento.
  • No habría suficientes vegetales en el mundo si todos fuéramos vegetarianos, y para aumentar los vegetales la deforestación para crear más campos de cultivo sería peor”. Pues esto tampoco es cierto. La gran mayoría de los vegetales que se cultivan es para dar de comer al ganado. Una vaca come más vegetales al día que un humano. Además se gasta más agua, tanto en la crianza del animal como en la producción de su carne.
  • Tiene que ser aburrido comer siempre lo mismo”. ¡Ja, esta es la que más me gusta!. Si te paras a pensar, omnívoro, ¿cuán variado comes? Salvo excepciones, comemos “lo de siempre”. Yo he incluido en mi dieta semillas, legumbres (antes casi no comía), más tipos de frutas, algas, tofu, seitán, soja texturizada, “lácteos vegetales”, etc. Teniendo en cuenta que antes comía pollo, cerdo, vaca, pescado, huevos y lácteos y ahora he añadido casi el doble de tipos de alimentos, pues no, no es aburrido ser vegano, es más variado que la dieta “onmívora” al uso.

 

La comida vegana

Hamburguesa veganaY para los que piensen que la comida vegana no es sabrosa, les invito a pasearse por las recetas de comida y postres veganos que hay por todo internet, da hambre solo de mirarlas: en Facebook estoy en un grupo llamado “Gordivegans sin fronteras”; en la página web de Santuario Gaia tienes recetas veganas muy sabrosas; o pon en Google “cómo empezar a ser vegano” y tendrás mucha documentación, recetas, guías, dietas, todo lo que necesitas.

También hay mucha comida basura vegana, y muchos sucedáneos que están cargados con calorías vacías. Es la parte mala de que el veganismo se extienda, la industria alimentaria también quiere su cuota de mercado.

 

Dos apuntes:

  • La Asociación Americana de Dietética publicó hace mucho un informe donde dice: “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas” (leer en inglés, leer traducción en español).
  • Un informe de la ONU recomienda ir hacia una dieta sin productos de origen animal (leer un artículo de The Guardian en inglés, leer una versión resumida en español).

 

Para los que estén interesados en el veganismo o tengan un familiar vegano y quieran ayudarle, o simplemente por curiosidad, decirles que no estamos solos. Hay muchos veganos que ayudan a los principiantes o a los que no se atreven a dar el paso. Yo leo mucho en Facebook “Como ser vegano sin morir en el intento”, “Álvaro Vargas” y “Jolly Yoli”.

 

No se puede hacer un artículo sobre veganismo sin dar las gracias a PETA, Igualdad animal y a todas las demás asociaciones que trabajan día a día por los derechos de los animales ¡GRACIAS!

 

¿Tienes preguntas? ¡Adelante!

 

–> Leer la segunda entrega: Primera quincena a dieta vegana de Jennifert


Reservar cita

Aruma González

Bióloga. Técnico de Nutrición y Dietética en Esencia de Salud Finca España

2 comentarios en “Jennifert, una vegana a dieta

  1. Hola, soy eva. Llevo tres años de vegetariana ya que aún tomo huevo. ¿Sabes si la b12 y el hierro de farmacia son de síntesis química o se obtienen de extractos cárnicos?
    No encuentro esta información en ningún lado.
    Gracias y un saludo

    1. Hola Eva.
      En cuanto a la B12, puedes encontrar de diferentes orígenes pero debe estar especificado en el etiquetado; por ej. la de Health Aid es para veganos.
      El hierro es generalmente de síntesis química y existen otros de origen vegetal como el Floradix® que presentan, generalmente, la ventaja de carecer de los efectos secundarios de los químicos.
      Te recomendamos que mires los productos para veganos que tenemos en nuestra farmacia online. Vamos añadiendo más cada mes.

      Saludos.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de privacidad.