Esencia de Salud Finca España Esencia de Salud Finca España
Equilibrio emocional

La importancia del estilo de vida en la salud

Cuando nos enfrentamos a un conflicto emocional o mental, tenemos una mala alimentación o seguimos hábitos de vida insanos, en nuestro cuerpo se generan toxinas.

La reacción del organismo ante las toxinas da lugar a procesos inflamatorios. Las enfermedades son la expresión de los sistemas de defensa en su intento de eliminar el causante del daño o compensar éste.

Dependiendo de la importancia y duración del problema y, sobre todo, de la fuerza vital de la persona, se conseguirá la curación o la cronificación de la patología.

“La enfermedad no es un acontecimiento casual, sino la consecuencia de errores en la forma de vida”

Por otra parte, existen indicadores del estado de salud de una persona; pueden ser señales sutiles como cefaleas, ansiedad por comer, fragilidad capilar, dolor muscular o apatía. Cuando estos síntomas se prolongan en el tiempo, aparecen las enfermedades más complejas.

Un símil válido es comparar el cuerpo humano y su sintomatología con el salpicadero de un coche, donde existen luces (de diversos colores según su importancia) para alertarnos de lo que sucede.

“Los estados de enfermedad dependen tanto de factores internos como externos”

Teniendo en cuenta todo esto, debemos saber que las enfermedades tienen las siguientes fases:

1.- Excreción

El cuerpo reacciona eliminando las descargas tóxicas de manera normal. Los síntomas son los de un resfriado agudo: aumento del lagrimeo o del movimiento intestinal, que desaparecen en poco tiempo.

2.- Inflamación

La excreción fisiológica no es suficiente para eliminar las toxinas del medio celular, por lo que hay un aumento del flujo sanguíneo y de los glóbulos blancos. Los síntomas son inflamación, enrojecimiento y alteraciones funcionales típicas de las enfermedades agudas.

3.- Depósito

Cuando el organismo se encuentra en un estado avanzado de sobrecarga y no logra eliminar las toxinas por las vías más comunes éstas se acumulan en el entorno celular. Por tanto, se pueden formar cálculos renales o biliares, manchas cutáneas, artrosis, reuma, etc.

4.- Impregnación

Las toxinas entran en las células, alteran su función y las dañan. Esto ocurre en enfermedades virales largas y en intoxicaciones prolongadas. Los síntomas generales son cansancio profundo, depresión, alteración de la memoria, pérdida de coordinación muscular, etc.

5.- Degeneración

Las células dañadas no consiguen establecer sus funciones normales. Es el caso, por ejemplo, de la poliomielitis, la esclerosis múltiple, la arterosclerosis y las enfermedades autoinmunes.

6.- Asimilación

Las toxinas atacan el ADN de la célula, que pierde su relación con el organismo. En esta fase se desarrollan tumores malignos y enfermedades como la esquizofrenia.

 

A medida que una enfermedad se prolonga, va pasando de una fase a la siguiente, y se complica especialmente a partir de la fase de impregnación.

Los factores que influyen en nuestro estado de salud son diversos; sobre algunos de estos factores es difícil actuar, como la genética, el entorno o el sistema sanitario; sin embargo sí que está en nuestra mano actuar sobre otros muy importantes como son el estilo de vida y los hábitos de salud.

Debemos tener en cuenta el bienestar o equilibrio en los planos físico, mental y emocional, y abordar cambios y mejoras en el estilo de vida como un todo y no un factor aislado.

Si quieres que te ayudemos en esta tarea, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

 

Imagen "Equilibrio emocional" de DracirR

Agustín Mesa

“Salud y bienestar como parte activa de una vida sana y plena.” Naturópata en Esencia de Salud Finca España.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información.